Mis razones para ser abstemia

14 March, 2017

¡Hola a todas! Hoy ando medio seria, les aviso de una vez. ¿Listas para hablar de intensidades?

Hace unos cuantos meses hubo disparos en el festival BPM de Playa del Camen, mi pueblo, mi playita. Qué dolor.

Hay personas que actuaron sorprendidas ante el hecho pero la mayoría comentaba que ya se habían tardado en que pasara algo de ese tipo en esa zona del pueblo ya que no es ningún secreto la cantidad de drogas que circulan en esas calles llena de antros, música punchis punchis y gente de todos lados del mundo con ganas de enfiestar como nunca en la vida.

Para quienes no conocen Playa del Carmen les quiero contar un poco de qué va la cosa: mi mamá y yo llegamos al pueblo por ahí de 1985, yo tenía unos 2 años y ella era una chavilla gringa de unos 30. Playa era una combinación del paraíso con el surrealismo porque aunque era un pueblito de pescadores, también había un sub mundo muy extraño de drogas en el pueblo. Yo me lo imagino un poco como la película “The Beach” en la que sale Leonardo Di Caprio. O sea una Playa en medio de la nada donde podías hacer y ser quien se te diera la gana, donde había fiesta y drogas, poca presencia policiaca y ninguna consecuencia. El paraíso mismo para los hippies, pescadores y rebeldes.

Desde chiquita yo estuve consciente de la existencia de las sustancias; era inevitable. Un día en un restaurante llegó un amigo a pedirnos aventón pero como estábamos cenando le dijimos que no y entonces subió al baño del restaurante a inyectarse quién sabe qué cosa y se murió. Otra vez un conocido nos dijo que iba a Tulum por algo y nunca regresó ni nadie supo nada de él nunca más. También está la historia de una chava que llegó a sus 17 años, empezó a salir con un dealer y todo el pueblo vimos como se fue al carajo… Las drogas siempre fueron parte de la ecuación del pueblo. Y como así fue desde el principio como que todos nos acostumbramos. Supongo que era parte del folklor del lugar.

Yo no sé cual era el cartel que mandaba ni quién era el bueno. La verdad yo siempre he sido miedosa y bruta para esas cosas. Les mentiría si les dijera que nunca probé nada, pero a lo fuerte nunca le entré. Acepto que siempre le he tenido mucho miedo a las drogas, incluso antes de saber que era una persona con tendencias al pánico.

No ser drogadicta también fue una decisión consciente, no sólo sucedió por sacatona.  A lo largo de los años ví a tanta gente irse al carajo que no me quedaron muchas ganas de jugar con fuego, la verdad. Ví amigos volverse adictos, chavos divinos y amorosos empezar a robar para vender y comprar más drogas. Gente que se empezó a prostituir cuando ya nos les alcanzaba para la fiesta. Familias que se caían a pedazos cuando uno o los dos padres se tiraban a la fiesta y niños que se quedaban semi huérfanos al perder toda estructura y contención.

Sí, me tocó ver de todo y desde muy chiquita. Si México es un país descarado, Playa del Carmen es la reina, siempre lo ha sido. Hasta la fecha puedes ir caminando en la calle con tus hijos y se te acercan para venderte drogas en cada esquina. Pasa tan seguido que ya a nadie le parece extraño. A todo se acostumbra uno, supongo.

Mientras el pueblo iba creciendo, la demanda y las guerras territoriales también lo hacían, pero siempre se manejó con discreción. Nadie quería que se supiera que el lugar perfecto para vacacionar tenía un submundo peligroso. Resulta que  cuando conviene guardar un secreto claro que se puede y la prueba de ello es que mientras otros estados de la república se fueron al carajo públicamente, mucha gente seguía con la impresión de que la zona Cancún-Playa-Tulum era relativamente segura…. Hasta que pasó lo que eventualmente iba a pasar.

Pero este post no es para platicarles la historia de mi pueblo ni el por qué me duele que haya pasado lo que pasó esa noche en el Blue Parrot, sino para compartirles algo que lleva mucho tiempo molestándome sobre este tema de las drogas.

Hace poco fue el gasolinazo; el gobierno básicamente decidió aumentar el precio de la gasolina solo por que sí. Claro, tienen mil pretextos y justificaciones pero lo jodido es que suben de precio todo pero los sueldos siguen iguales haciendo que la ciudadanía mexicana cada vez esté más estrangulada económicamente. El sentimiento general es ¿así como vamos a salir adelante? Entonces la gente posteó en redes sociales, organizó marchas, se plantaron en las gasolineras, tomaron casetas, fueron al Ángel a marchar, se hicieron videos sobre conspiraciones de parte del gobierno, se promovieron propuestas de “gasolina” alternativa, etc. y se concluyó: si el pueblo no consume gasolina por días, la venta se va a ver afectada y el gobierno va a ver que quienes mandamos somos nosotros, que sin la gente ellos no son nada y que no nos vamos a quedar callados mientras nos chingan. ¡¡¡BRAVOOOOO!!!

¿Se logró algo? Pues no y sí y sí y no, pero se demostró que cuando queremos somos un pueblo unido y que cuando algo nos ofende como ciudadanía podemos proponer y reclamar.

¿Pero qué pasa con la situación del narco tráfico en nuestro país? ¿Eso no nos molesta, o por qué nadie dice- propone- marcha?

¿Será porque en el fondo todos sabemos que somos partícipes del problema en un nivel u otro y por eso nadie alza la voz? ¿Sería hipócrita de nuestra parte pretender hacer algo para evitar lo que está pasando en nuestro país?

Yo conozco a muchas personas que consumen drogas pero al mismo tiempo son pacíficas. Entiendo que para ellos eso no sea contradictorio porque visto desde adentro no lo es. ¿Qué relación podría tener fumar mariguana o meterte una tacha con la violencia que está pasando en Acapulco o Sonora o Quintana Roo? Si tú no violentas, robas, matas ni violas eres inocente ¿no?

Y también entiendo que el negocio del narco tráfico y de los cárteles va mucho mas allá de la venta de drogas e  incluye atrocidades como la trata de blancas, secuestros, extorsiones y más. Pero ¿acaso preferimos hacernos los ciegos/sordos/mudos y seguir siendo parte del problema en lugar de proponer soluciones?

Yo no consumo drogas por muchos motivos; uno de ellos es que no me gustan ni van con mi personalidad y otro de ellos es que yo no voy a apoyar un negocio que está destrozando al país que amo tanto. Esto no es una cuestión de juicio, a mí no me importa quién se mete qué. Lo que sí me importa es de dónde lo sacan. Pon tú que a tí te vende el chavo buena onda que viene a tu casa y a él le vende el que está más pesado que controla la zona sur, y el patrón de ese ya es otro más heavy que trabaja para el cartel de quién sabe cual y así…. Si te vas para arriba en la cadenita y quitas a los intermediarios, cada vez que compras drogas estás contribuyendo a la riqueza y poder de los narcos. Esa es la realidad, aunque no te guste.

Ayer leí que dejar de consumir drogas le representa al narco lo equivalente a dejar de usar popotes de plástico a la ecología… O sea nada. Pero yo no estoy de acuerdo. Dejar de usar popotes es un esfuerzo pequeño e individual, pero si lo sumas a muchas otras acciones como no usar bolsas de plástico, separar tu basura, no comprar cosas que no necesitas, usar pañales de tela, generar menos basura, reciclar, etc. Sí puedes generar un cambio; al principio sería en tu casa, después en tu colonia, ciudad y bien sumados los esfuerzos, podría ser un cambio a nivel mundial. Me parece apático tener la mentalidad de que como no puedes cambiar el mundo entonces no vale ni la pena el esfuerzo de hacer nada.

Entonces si comparamos el narcotráfico con la ecología o el gasolinazo, ¿por qué nadie propone nada? ¿Dónde están las propuestas y videos virales en Facebook? ¿Dónde están los chats hablando de unir fuerzas y no dejarnos como mexicanos?

Yo me pregunto, ¿por qué un tema tan importante nos tiene a todos de brazos cruzados? ¿Es por miedo a que nos maten o miedo a tomar responsabilidad por nuestra parte?

Porque algo sí tengo claro: no se vale comprarle tachas al dealer y luego quejarse de que el país se esta yendo a la mierda. O juegas de un lado o juegas del otro, pero estar parado en medio de la cancha no tiene sentido en ningún juego y menos en el de la vida.

Que la culpa es del gobierno, pues sí. Que la culpa es de los grupos delictivos, pues también. Pero a mi parecer quien compra y consume también tiene vela en este entierro.

Seguramente mucha gente no va a estar de acuerdo conmigo cuando lea esto que escribo, porque a la mayoría de la gente le encanta la fiesta y la idea de dejar de consumir les molesta y mi escrito ni siquiera tiene la intención de que dejen de hacerlo. Solo quiero compartirles algo que para mí, visto desde afuera es tan obvio: en este momento del país si eres consumidor de drogas y no estás sembrando o haciendo tus sustancias, eres parte del problema.

Y como lo dije antes esto no es un juicio. Yo soy de la idea que cada quien puede hacer de su vida lo que quiere mientras no lastimes a terceros. Prueba de todo, métete con quien quieras, experimenta, aviéntate al vacío, vive tu vida al máximo pero así mismo también sé responsable y congruente en esa vida que estás viviendo. Si no lo quieres hacer por tí, hazlo por las futuras generaciones.

Yo tengo hijos y claro que me preocupa el mundo en el que van a crecer y también me preocupa el ejemplo que les estoy dando. En este caso mi ejemplo no es “sé fresa y nunca consumas nada en tu vida” sino “decide cuáles son tus causas y lucha por ellas, aunque solo tu lo estés haciendo”.

Si llegaron hasta esta parte del post los felicito. No es fácil leer a una mujer enojada y buscando desahogo. Espero que ustedes, como yo, busquen un mejor futuro para nuestro país y estén dispuestos a alzar la voz para lograrlo.

Les mando un beso grande.

K

 

Comparte este post Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone
7 comments

Related posts

7 comments

Hellen 30 March, 2017 at 9:13 AM

Totalmente de acuerdo contigo Kalinda!!!!!

Reply
Dorel 30 March, 2017 at 3:19 PM

Pienso que el factor miedo es muy importante. Somos un pueblo apatico para lo que nos cuesta trabajo entender o pensamos que el esfuerzo no va a valer la pena. Pero tambien el miedo de alzar la voz y quedar al descubierto. Factores como miedo, impunidad, corrupcion que van de la mano. Por que te das cuenta que el dealer es cuate del cadenero del antro, del mesero, incluso del policia al que podrias ir a denunciar y que desaparezcas una noche solo por decir: mira aquel tipo vino a ofrecerme algo. No me mal interpretes, creo en el hecho de alzar la voz, pero ir alzandola TODOS. Asi como se hizo viral la sentencia del juez en el caso de los “porkys”, pero porque todos de alguna u otra manera hicimos escuchar nuestro descontento.

Reply
Diana Gomez 1 April, 2017 at 8:57 AM

Muy bien, pienso muy similar a ti, te felicitó por exponer tu sentir

Reply
Diana Gomez 1 April, 2017 at 8:59 AM

Muy bien, pienso muy similar a ti, te felicitó por exponer tu sentir, saludos

Reply
Belén 2 April, 2017 at 12:20 PM

Hola Kalinda. He leído este post hace unos días y no quise comentar hasta tener una idea a tu (muy buena) pregunta. Creo que el tema del narcotráfico no termina de ser combatido porque la cultura occidental dominante es principalmente individualista, y el tema droga es visto como un problema de cada uno. Se convierte en un tema social cuando una persona drogada roba, mata a alguien, causa destrozos, etc., pero la idea general es que quien se droga es porque quiere y, por lo tanto, que pague las consecuencias de eso. Es una decisión personal, creo yo, pero también es un problema social porque una persona drogada es un asunto complicado para ella misma y para quienes la rodean -no sólo para quienes son robados o asesinados por ella. Pero como digo, la cultura masiva es individualista, y algo se convierte en un problema cuando alguien se ve afectado directamente, no antes. Al menos así percibo yo las cosas. Gracias Kali, un beso

Reply
Gaby Romo 6 April, 2017 at 12:19 PM

Te leí completita y te entiendo perfecto, sobre todo estoy de acuerdo en la parte en la que dices que te parece apática la mentalidad de las personas que creen que porque ellos solos no van a cambiar al mundo, ni siquiera lo intentan. Por mi parte, pongo un granito de arena para generar ese cambio y también creo que si juntamos los granitos de todos podremos lograr algo muy grande.

Gracias Kali por compartir tu opinión.

Reply
Alex 20 April, 2017 at 10:08 PM

Mujer enojada.
Soy un acerrimo consumidor de canabbis, pasivo de los tranquilos como los describes tu. Pero tambien soy un acerrimo ser humano que está cambiando el mundo y como tal agradezco tus prótonicas palabras compartiendo tu sentir y pensar.

Tambien soy de esos quien conoció playa del carmen desde que tuve 13 años para despues en el 2008 mudarme por un par de años jajaja para que te platico, trabajé y viví y me desarrolle como profesional en lo que hago e hice. Chef de profesion y todologo de ocupcion. Comparto tu idea de que no solo méxico y playa del crimen se estan llendo o llevando al carajo y quien se queja y no hace nada sirve para dos cosas: pa’ nada y pa’ culo.

Quien quiere hacer las cosas encuentra la manera, quien no solo busca pretextos.

Todos deben tener una visión. Una visión no es lo mismo que una meta.
Una visión es algo que todos pueden aspirar.
Ser alegre en cualquier momento que amas o simplemente traer más alegría a las tareas cotidianas.
Cambia tu historia de movimiento y cambias tu vida.

Todo esto pasa por que tiene que suceder y lo que es, es. Y el que no evoluciona y aprende de este juego, game over. En esta relación “sociedad-gobierno” dence cuenta que si les somos indiferentes, tal cual lo son ustedes las mujeres con nosotros cuando las pretendemos, bueno, INDIFERENCIA es la clave, ¿no, k? Jajaja

Quisiera seguir escribiendo pero tengo que irme a festejar el 420 a la playa.

Besos y saludos desde algun lugar en la baja california sur y ahi no hau señal y no ocupo.

Reply

Leave a Comment