La intimidad

7 June, 2017

El sexo no es intimidad.

El sexo es una coreografía de cuerpos; tú pones tu pierna junto a la mía, yo pongo mi brazo al rededor de tu cuello, yo te beso aquí y tú me acaricias allá. Bailamos juntos.

Cada pareja tiene sus formas, es una danza distinta cada vez, aunque no lo parezca. Nunca somos los mismos y por eso aún cuando repetimos las cosas no son las mismas. Lo distinto está en nosotros, en quienes somos cada día.

En el sexo se desnudan los cuerpos, pero las almas pueden hacer lo que quieran. Puedes escoger estar presente o te puedes escapar a cualquier lado y nadie tiene por qué darse cuenta.

Parece que en estos tiempos la intimidad se entiende como la cercanía de cuerpos. Ver a una persona desnuda y saber los detalles de su anatomía, las curvas, los pliegues, los olores, los lunares y las marcas de la vida nos hace pensar que las conocemos, pero ¿dónde queda lo demás?, ¿qué está oculto en su alma?

En el sexo exploras el cuerpo. En la intimidad exploras el alma.

¿Quién es la persona con la que compartes tus días?, ¿qué le gusta de la vida?, ¿qué la hace expandir?, ¿y contraer?, ¿qué toca las fibras más sensibles de su ser?

Estar con alguien pero no explorarlos carece de sentido. Y de la misma manera al revés. Estar con alguien y no querer mostrarte, ¿para qué?

La intimidad es difícil. Da miedo. Pero bien dicen que todas las cosas de la vida que valen la pena dan miedo. Amar a medias sería como embarazarte a medias, trabajar a medias, llorar a medias; simplemente no se puede. O lo haces o no lo haces.

Somos seres muy complejos, compuestos de muchas capas y muchas historias. Mostrar y dejar que amen solo una parte de nosotros es como construir una casa sobre un suelo que no es estable: se nos puede caer en cualquier momento. Le falta solidéz. Somos la suma de nuestras partes, no solo lo bueno, ni lo “malo”, ni lo que duele ni lo que apasiona. Somos un todo y estoy convencida que hay otro todo por ahí en el mundo también buscando amar y ser amado. Naranjas completas. No medias naranjas, ese concepto me choca.

¿Y si nos lastiman? pues que nos lastimen, de cualquier forma la vida hace lo que quiere y está llena de sorpresas.

Dice Osho: “cuando el amor se expresa a través de ti, se expresa primero como cuerpo, se convierte en sexo. Si se expresa a través de la mente, que es más elevada, profunda, sutil, entonces se le llama amor. Si se expresa a través del espíritu se convierte en oración”.

Oración, eso me gusta.

Comparte este post Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone
2 comments

Related posts

2 comments

Aide 7 June, 2017 at 11:20 AM

Me encanto!!! Gracias!

Reply
Anónima 9 June, 2017 at 10:37 AM

Se que es una pregunta tonta pero estoy pasando por un momento difícil con mi pareja, no es tan fuerte pero me hace preguntarme si parejas como ustedes pelean o han peleado.
Soy ferviente creyente de hablar, siempre hablarlo pero me cuestiono si estamos en la relación incorrecta por discutir.

Reply

Leave a Comment